¿Cómo recurrir multa de tráfico?

En ocasiones es habitual que no estés de acuerdo con la multa puesta por la DGT, por lo que puedes evitar pagarla. Por ese motivo, es importante saber cómo recurrir multa de tráfico para que no debas cancelar el importe de la sanción.

Se trata de un procedimiento en el que intervienen diversos factores a tener en cuenta si quieres aumentar el éxito en el momento de recurrir la multa de tráfico.

Puntos principales sobre cómo recurrir multa de tráfico

cómo recurrir multas de tráfico

Si quieres saber cómo recurrir multa de tráfico, cuentas con varios puntos principales e importantes que no debes pasar por alto. Esto te permitirá atender la situación de la manera correcta para facilitar la gestión y aumentar las posibilidades de éxito en la alegación.

Plazo para recurrir la multa

En caso de no estar de acuerdo con la multa de tráfico, cuentas con un plazo para presentar la alegación de 20 días naturales, contando desde el momento en el que se realiza la notificación.

Si Tráfico trata de notificarte por la dirección postal y no puede contactar contigo, publicarán la sanción en el Tablón Edictal Único.

Recuerda recurrir dentro de este período, de lo contrario perderás la oportunidad de alegar por la multa.

Renuncia a las alegaciones

Si pagas la multa dentro del período voluntario y aprovechas el descuento del 50 %, renuncias inmediatamente al derecho de presentar alegaciones. Cualquier recurso o alegación que presentes después de pagar, no tiene efecto ante la DGT.

Además, al recurrir multa por exceso de velocidad o cualquier otra, pierdes el descuento del 50 %. Si la alegación es desestimada, deberás pagar el 100 % de la multa de tráfico.

Presentar un recurso

Hay varias maneras de alegar por una multa de tráfico. La más fácil es por internet con la aplicación web de la DGT, para lo que necesitarás de identificación previa.

La segunda manera es por correo postal, debes incluir un escrito con las alegaciones a la dirección de la oficina de DGT que tramite la sanción o al Centro de Tratamiento de Denuncias Automatizadas. En cualquier caso, tienes que presentar documentos originales o fotocopias compulsadas.

El último método es de manera presencial en las Jefaturas o en la Oficina de Tráfico, dentro de su horario de atención.

¿Cómo rellenar el impreso de solicitud de alegación?

Cuando vas a presentar la alegación a la DGT, necesitas un modelo para recurrir multa de tráfico para facilitar la tarea de redacción y poner toda la información relevante para evitar la desestimación por parte del organismo público.

Hay varios elementos esenciales a incluir en el recurso de la multa de tráfico, procura describirlos todo de la forma correcta para agilizar el proceso.

Lo primero es indicar los datos del órgano al que diriges la solicitud de alegación. Esta información va ubicada en el encabezado de la carta.

Lo siguiente son los datos de la multa, como el número de expediente sancionador administrativo y la fecha de realizada la denuncia. Son datos que encuentras fácil en la multa.

También debes indicar tus datos personales y de contacto, como el nombre completo, el DNI y el teléfono, incluso coloca el número de la matrícula del coche.

Además, es esencial que expliques de manera clara y precisa los hechos como sucedieron, no pretendas valorarlos.

En el apartado de alegaciones, es decir, los motivos por los cuales crees que se debe eliminar la multa sobre el coche. En este apartado, debes adjuntar los documentos que funcionen como prueba para las alegaciones del documento.

Existen casos en los que puedes solicitar pruebas adicionales que aseguren la validez de la multa.

En el modelo para recurrir multa de tráfico es importante detalla las solicitudes, como retirar la mula o reducirla.

Para finalizar, indica el lugar, la fecha y tu firma, al igual que con otros documentos oficiales.

En internet encuentras muchos modelos que funcionan como guía para elaborar tu carta de alegaciones, de esta manera, puedes ahorrar tiempo y esfuerzo, indicando tus datos e información relevante, con la seguridad de redactar el recurso de forma correcta.

¿Cómo saber quién puso la multa?

Cuando recurres por una multa, es importante que identifiques al organismo que realizó la sanción. Si no cuentas con esta información, el proceso puede complicarse y desestimarse con facilidad.

Para conocer esta información, primero debes acceder al Tablón Edictal Único o TEU. En estos boletines, puedes ver los organismos encargados de sancionarte.

Los organismos que pueden ponerte una multa es la Dirección General de Tráfico, las comunidades autónomas y los ayuntamientos.

Otra manera más sencilla es ver la carta certificada con la denuncia, en los datos proporciona el nombre del organismo que puso la multa.

Además, debes contar con el número de expediente sancionador sobre el cual quieres alegar. Se trata de un número compuesto por doce cifras que se encuentra en la cabecera de la comunicación enviada por la Dirección General de Tráfico.

Al contar con esta información, puedes recurrir la multa de tráfico en el organismo que la haya impuesto, ya que cada uno gestiona sus propios expedientes de sanciones.

Si la multa es de la Dirección General de Tráfico, la puedes cancelar con los métodos descritos más arriba, ya sea vía online, presencial o por correo postal.

En caso de ser un ayuntamiento o comunidad autónoma, debes ir directamente a estas entidades. Ellas informarán sobre los medios disponibles para presentar un recurso o alegar por la multa de tráfico.

Tipos de multas que puedes recurrir

Existen varias multas habituales que podemos alegar ente los organismos para no tener que pagar la sanción.

Uno de los procesos más frecuentes es recurrir multa por exceso de velocidad. El uso de los radares por cielo y tierra, permiten un mayor control por parte de las autoridades a la hora de controlar el exceso de velocidad.

Sin embargo, cuando te ponen una multa por velocidad, debes fijarte en la imagen detectada por el radar. Verifica que los datos sean los correctos, presta atención a la matrícula del coche, la hora y la fecha, incluso si hay más coches en la foto.

Otra de las multas que puedes recurrir son las relacionadas con los aparcamientos. Son sanciones que abundan y en las cuales se busca recaudar un importe mayor al que supone el incumplimiento de la norma.

Ten mucho cuidado con estas multas, manteniendo todas las pruebas para tener el mayor éxito en el momento de recurrir.

Además, puedes alegar por las multas puestas por aparcamientos en zonas prohibidas, como las zonas de descarga, por ejemplo. Cuando presentes el recurso en el ayuntamiento, procura llevar evidencias que demuestren los fallos de señalización o la falta de visibilidad para que retiren la denuncia.

Cualquier error te ayudará cuando presentes un recurso. Por esa razón, debes prestar atención a los defectos de forma y verificar que los organismos cumplen con los plazos de notificación, ya que las multas caducan después de un tiempo, dependiendo de la gravedad de la infracción.

Por otro lado, la Dirección General de Tráfico y los ayuntamientos, cuentan con el plazo de un año para cobrar la multa de tráfico. Si pasa este tiempo, entonces la multa caducará y no se puede reclamar el cobro de esa sanción.

¿Quién puede presentar el alegato?

Una duda frecuente cuando se puede recurrir una multa es quién debe presentarla ante los organismos correspondientes.

Lo común es que la persona denunciada sea quien gestione todo el trámite. Sin embargo, la persona titular del coche con el que se cometió la infracción también puede presentar el recurso en la DGT o el ayuntamiento, cuando el agente de la autoridad no identifique el responsable de la infracción.

Otra manera de recurrir a la multa es autorizando a otra persona para que actúe como representante. Por medio del registro de apoderamientos, es posible designar un representante de manera sencilla y rápida.

En los casos cuando se puede recurrir una multa y se hace de manera presencial, se cuenta con opción de personarse. Para esto, es necesario contar con un documento por el interesado, donde se autorice a un tercero a realizar la solicitud de alegación.

Mientras que, si otra persona realizará el trámite a tu nombre, cuando solicites la cita previa, debes indicar tu DNI y el de la persona autorizada para gestionar el recurso.

¿Cómo pagar la multa de tráfico?

En ocasiones, cuando se puede recurrir una multa, es posible que la DGT, el ayuntamiento o la comunidad autónoma la desestimen.

Cuando esto ocurre, puedes iniciar un recurso contencioso-administrativo, para lo cual necesitas de un abogado o procurador y el proceso se puede alargar más.

Si quieres evitar eso y prefieres pagar la multa, con la posibilidad de reducir el importe final gracias al alegato, lo puedes hacer de diferentes maneras.

La forma de pagar una multa por internet es la más cómoda y utilizada, para la cual necesitas la fecha de notificación y el número del expediente. Otra manera es vía telefónica, usando tu tarjeta de crédito o débito. También puedes emplear la aplicación miDGT o de manera presencial en la oficina de Correos.